31 de diciembre, 2017

Dicen que el de la boda es uno de los días más felices de nuestra vida,
y sin lugar a dudas la espectacular sonrisa que Laia,nuestra protagonista, lució el día de su boda con Toni, es la mejor muestra de ello.

Como os hemos comentado muchas veces, en Inmaculada García nos encanta poder ver las instantáneas de nuestras novias en el día de su boda. Gracias al excelente trabajo del fotógrafo Sergio García, hemos podido disfrutar de los momentos más entrañables del enlace de Laia y Toni. Si algo nos ha llamado especialmente la atención es la preciosa sonrisa de nuestra protagonista femenina.

La boda tuvo lugar en Can Riera de la Pineda, una antigua villa romana restaurada en el año 2004, rodeada por bosques, prados y montañas, que linda con el Parque Natural del Montseny. Emplazada dentro del paraje natural de La Selva, la finca cuenta con 260 hectáreas de bosques de pinos y alcornoques, prados y manantiales que atraviesa el arroyo de Riudecós.

Laia escogió una de nuestras creaciones para el día de su boda. Se trata del vestido Karin –con modificación de tejido-, de la colección Hanami, dentro de la línea My Secrets. Es un vestido de crep de seda con escote pico y centro espalda de bordado de pedrería, con cintura remarcada con un detalle de pedrería en tonos plata antigua. Consta de falda en bordado y sobrefalda en los costados de crep de seda.

A continuación os ofrecemos una serie de fotografías que sin duda os hará partícipes de la felicidad de los novios, en la que disfrutaréis de la sonrisa de Laia, y de una localización de lo más especiales. A nosotros nos han encantado, y esperamos que a vosotros también.

Fotografía: Sergio García

Localización: Can Riera de la Pineda

Vídeo: Wedding Filmmaker