INMACULADA GARCIA

Mis creaciones están pensadas para novias atrevidas y apasionadas a la vez que soñadoras y románticas, que aman lo femenino y sensual con un toque de distinción. Cuando proyecto una nueva colección, en mi rincón de “pensar”, se crea una atmósfera de sensaciones y emociones que me transporta a otro lugar en el que la protagonista siempre es la mujer.

Ella es la que me inspira, la que me hace fantasear y la que manifiesta todo lo que yo he imaginado. Cada una de mis novias es una partícula de mí y lo digo con naturalidad y respeto. Cuando veo una futura novia en mi atelier, como acaricia mis vestidos, como se emociona y como le brillan los ojos al probárselos, todo es sublime, son instantes extraordinarios que premian mi trabajo.

Desde los 13 años ya hacía mis pinitos, como diseñadora, confeccionando con retales de franela chalecos que hacían sumamente felices a mis amigas.
Han pasado muchos años y hoy miro ese tiempo ingenuo, que fue la base de mi aprendizaje en el que sentía pasión por mi trabajo e hizo que mi entorno me apoyase en hacer realidad mi gran sueño, ser diseñadora!

Hoy estoy orgullosa de contar con un equipo de estilistas y patronistas, que me ayudan a evolucionar en mi profesión y proyectarme hacia esa mujer que sabe lo que quiere y que busca un diseño original, sin perder la esencia de la novia un poco clásica, elegante y sensual.

Mis colecciones se expresan por sí mismas, los acabados y complementos están elaborados con mucho mimo hasta el último detalle, evocando lo romántico con fusión de lo moderno, lo que destaca en mis colecciones esa marca personal.

Sí quiero y siempre querré!!

Es mi lema y nunca dejaré de emocionarme con ellas!!!

EL ALMA

El resultado de mis colecciones tienen el “Alma” de mi equipo, su calidad tanto profesional como personal, se respira en cada uno de los vestidos que se elaboran artesanalmente en mi taller.